“Para la concejalía es importante apoyar este tipo de iniciativas, en este caso, albergando el acto de presentación de una obra con la que la autora y vecina del municipio, Felina, inicia su carrera literaria con la pasión que le caracteriza ”.

La escritora local inicia su andadura literaria con esta obra que recoge doce cuentos y un poema envueltos en una atmósfera de cierto erotismo, caracterizándole un estilo de escritura ágil y desenfadada.  

La editorial ‘Escritura entre las nubes’ lanza al mercado ‘12 + 1 historias de verano en la isla’, de Felina León, en un acto de presentación en el que intervinieron junto a la autora, la concejala de Cultura Ángeles González y la editora de la obra, Elena Morales.

Como adelantaba la responsable de la editorial, “Las 12 + 1 historias de verano en la isla, de Felina León, han sido escritas para ser saboreadas bajo la sombra de una palmera junto al arrullo del mar zarandeado por la brisa del alisio o al ritmo de la música del chiringuito de moda”.

Una obra literaria donde los personajes sin nombre, apenas esbozados, se funden con el entorno donde se desarrollan estas escenas llenas de chispa, de tal modo que es el paisaje de la isla el que cobra protagonismo gran parte de las veces al convertirse en el único testigo de los hechos que acontecen.

Una sonrisa no exenta de sarcasmo se esconde detrás de cada uno de estos textos; algunos festivos, otros empapados de nostalgia o rociados de impotencia, pero todos ellos envueltos en un revoltijo de olas de pasión, erotismo, voluptuosidad, lascivos presagios o “pecaminosa lujuria”.

La concejala de Cultura, Ángeles González mostraba “la satisfacción y el placer de acoger la presentación de un libro de una buenavistera, enriqueciendo ésta publicación el legado bibliográfico con el que cuenta nuestro municipio”.

Biografía de la autora. 

Felina León vive en Buenavista del Norte. Allí se crio y ha pasado casi toda su vida. Allí, nacieron sus cuatro hijas y ahora también sus nietos. La autora creció envuelta en la literatura de tradición oral, gracias a sus abuelos maternos: cuentos sin censura, romances, cantares y vivencias en Cuba como emigrante.

Aprendió muy pronto a leer y su madre cada vez que salía fuera del pueblo (su abuela tenía una tienda) le traía cuentos como regalo “si me portaba bien y tenía fundamento, claro”, apunta la autora. Luego, interna en el colegio de las monjas, la lectura era una droga para ella hasta el punto de que sufrió algunos problemas graves de disciplina por esta causa como comentaba “leer, según qué, cuándo o dónde era escandaloso”.

Leía y recitaba y empezó a escribir poesía dedicada o religiosa. En la adolescencia, el tema fue el amor, o más bien el desamor. Ganadora de algunos concursos y certámenes literarios su afán por la escritura comenzó a ahondar en su aptitud creativa.

En el instituto descubrió a Federico García Lorca, “me enamore de él y de la pasión gitano-española que desprendían sus obras, tanto su poesía como su teatro”. Precisamente la interpretación teatral es otra de sus grandes pasiones “otra forma más física y carnal de vivir las historias”, matiza. En la narración corta, venera a Ana María Matute.

La política ocupó también un momento de su vida, de sus inquietudes nació una especie de revista, ‘Ágora de Buenavista’, dedicada a la crítica política y a otros temas sociales del pueblo.

En la actualidad, trabaja como maestra por la especialidad de Lengua, ocupando su tiempo en disfrutar de rincones y lugares de esta isla, como las playas y otros lugares visitados durante los meses de julio y agosto que sirvieron de inspiración para escribir su libro ‘12+1 historias de verano en la isla’, publicación que ahora ve la luz.

Tamaño de Fuente